Rumbo Tazacorte

Spread the love

Todavía no me lo creo, no me lo quiero creer. Prefiero pensar que estás una temporada en La Palma. Aunque nunca estuviste más de tres semnanas o un mes sin venir a casa, sin venir a verme; y ahora se me hace más difícil. Pero en unos días iré con Dácil y Diana a llevarte a tu isla, a tu pueblo, a tu casa… TAZACORTE.
Es un gran paso para mí Papi, así continuaré aceptándolo.
Me cuesta mucho escriir sobre tí, por ello pego unas líneas que publiqué sobre uno de mis pilares fundamentales, tú, en mi historia..
Te quiero:

Mientras la enfermedad fue apoderándose de mí, recuerdo cerrar los ojos a menudo, dejando que los demás resolvieran mis problemas. Prácticamente la totalidad de este papel, desde que me esfuerzo en recordar, lo ha cumplido mi padre. Por él he logrado, dentro de lo que cabe, mantener el equilibrio durante todos estos años.
Recuerdo sentirle y verle día tras día batallando contra el túnel oscuro de mis ilusiones, recogiendo mi esperanza del suelo cuando todo se volvía a derrumbar.
Lo que siente un padre cuando descubre que su hija tiene una enfermedad rara y degenerativa, de la que nunca antes había oído hablar, y durante años y años lucha por intentar curar a su pequeña sin conseguirlo, tiene que ser una de las peores cosas que existen: impotencia. Y no es nada fácil dar la cara y seguir adelante.
He visto su dolor y su pena, y por ello siento que en este amargo viaje está junto a mí. Con todo esto, él continúa atento a que mi fe se mantenga fuerte y a pleno rendimiento. Porque mi fe es él.
Tengo mucha suerte. Gracias a él, en el fondo, mis esperanzas no están muertas porque las sigue recogiendo, uniendo los pedacitos de mis alas cuando se rompen.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por ellos puedo afirmar que tengo el privilegio de ver a la humanidad en todo su esplendor.

Mery EL MÍO

Acerca de María Pino Brumberg

María Pino Brumberg (Santa Cruz de Tenerife, 1981) es licenciada en Geografía por la Universidad de La Laguna, autora y defensora de la integración de las personas con discapacidad. Desde los 13 años se enfrenta a una rara enfermedad degenerativa, la Ataxia de Friedreich. Entre las herramientas que utiliza con eficacia para luchar por sus derechos (que son los de muchos otros también) destacan el correo electrónico, las redes sociales, la escritura, la protesta directa, la paciencia incalculable y la mirada de dragón. En 2010 publicó Con Alas en los Pies (Ed. Idea), un libro autobiográfico que alcanzó varias reediciones, con más de 1500 ejemplares vendidos en Canarias. Transmite un mensaje de superación personal y concienciación, y aspira a ayudar a derribar muchas de las barreras físicas y psíquicas a las que tanta gente se enfrenta a diario, para que la integración sea una realidad tangible y no solo una palabra. Como conferenciante ha pasado por diversas instituciones públicas y privadas de forma solidaria (sobre todo, centros educativos). En 2012 asume el reto de autoeditar su obra a través de Bubok [http://www.bubok.es/]; reescribe su autobiografía actualizándola en el fondo y la forma, y la pone a disposición del público, con el fin de que todo el que quiera, desde cualquier parte del mundo, pueda conocer su historia… Así nace Yo vine aquí a luchar [http://www.bubok.es/libros/219588/Yo-vine-aqui-a-luchar].
Esta entrada fue publicada en MPB. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *